El Samurai y el Monje

Hola amigos, hoy quiero compartir un nuevo cuento acerca de Samurai que me gustan mucho. Este lo encontré en la página de Alejandro Jodorosky y me llamo la atención la gran cantidad de interpretaciones que tuvo. Cada persona sacó su propia conclusión, incluso hubo algun@s que no entendieron y pidieron a otros que les dijeran de que se trataba.

Yo quiero dejar este cuento para que lo leas y puedas sacar tu propia conclusión, recordando que la vida no es más que fenómenos interpretativos. Vemos el mundo no como es, sino como somos nosotros.

“Cuenta la famosa leyenda, que un feroz Samurai entro una vez en una aldea. 

Hizo huir a todos sus aldeanos, menos a un viejo monje que siguió sentado meditando frente a su pequeño templo. 

El Samurai, enarbolando su espada se acercó a él y dijo:

Todos huyen de mí, pero tú te quedas en este lugar sentado y mirándome tranquilamente!

Tiembla anciano! ¡Estás ante alguien que podría cortarte en dos sin pestañear.

Sin siquiera inmutarse, el viejo maestro le respondió:

Tiembla tú! porque estás ante alguien que podría ser cortado en dos sin pestañear.

El Samurai muy sorprendido, dejo caer su espada y se sentó a meditar con el tranquilo monje”

Ahora comparto contigo mi interpretación.

No permitas que la gente te lleve a su tormenta, mejor atráelas hacia tu paz

Como te dije anteriormente, pueden existir otras interpretaciones.

Si te hizo sentido, te invito a reflexionar sobre a aquellos aspectos de tu vida en los que se manifiesta;

¿Estás actuando como Samurai o como Monje?

Bueno amigos, nos vemos en la próxima entrada con otros temas muy interesantes.

Que estén muy bien.

Eliminando el ruido interior

El tema del que conversaremos hoy se refiere a como enfrentas tu día a día, ¿Tienes algún modelo de vida que puedas seguir?, ¿Tienes una forma definida para enfrentar los problemas que te llegan a cada momento?, ¿En que te basas para tomar decisiones?, ¿Te has cuestionado en algún momento como hacerte cargo y tener el control de los pensamientos que llegan a tu mente a cada segundo?.

Si la respuesta es no, a continuación compartiré contigo un modelo que yo mismo he desarrollado y que te puede servir como referencia, hasta que descubras el propio.

Es sencillo pero complejo a la vez, sencillo porque se trata de tres acciones que puedes llevar a cabo por separado o en conjunto, lo complejo es tener el hábito de seguir cada una de ellas sin volver a tus viejas programaciones negativas.

La primera de ellas es disfrutar, se relaciona con estar presente, vivir la emoción de cada instante, asumir la responsabilidad del momento, estar despierto y disponible para lo que sucede en tu entorno, es darse cuenta de lo maravilloso que es estar vivo y tener la posibilidad de sentir tus emociones cualquiera que sea. Con ello, puedes descubrir muchas cosas de ti que no conocías. Es sentir el sol en la cara, sentir la brisa con gotitas de agua en la playa, disfrutar del frío en invierno y del calor en verano, en fin, disfrutar cada instante como si fuera el último.

La segunda acción es permitir, que puedo asegurar es lo más difícil que me ha tocado hacer en mi vida, ya que permitir se relaciona con el apego y el apego es sufrimiento, permitir es desapego puro, permitir es dejar que la vida fluya, permitir que todo mantenga su perfecta armonía, permitir es ser y dejar ser, se relaciona con esperar lo mejor del universo, permitir es saber cuando intervenir y cuando no, permitir es la ausencia de sufrimiento por las decisiones de los demás. Así como cada persona elige vivir su vida, debes comprender que todo pasa por algo. Si algo malo pasa, te puede importar, pero debes procurar que no te afecte emocionalmente y si lo hace, tratar de aprender de esa emoción. Cuando te enfrentas a una situación difícil, te preocupas, te poner irritable, te enfermas, al final todo se soluciona, pero nada te devolverá el tiempo que perdiste con esas emociones negativas, es por ello que la próxima vez deber permitir y enfocarte en la solución del problema y en aprender lo que la emoción quiere enseñarte sobre ti mismo. Permite al problema presentarse frente a ti como una lección, busca la enseñanza a través de la emoción y vivirás más feliz. Buda dijo: “El dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional”.

Finalmente, la tercera acción es agradecer y creo que fue la mejor lección que podrían haberme enseñado, lo practico a diario todas las mañanas, mentalmente doy gracias  por todo lo que conforma mi vida. Agradecer cierra el ciclo del modelo, agradecer es recibir con humildad cualquier situación que se presenta, es darse cuenta que tu estado actual depende de tu estado pasado y que tu estado futuro dependerá de tu estado actual, es por ello que debes dar gracias cada día por tener la oportunidad de superarte y aprender más de ti. Agradecer todo lo que te rodea, personas, posesiones, relaciones, situaciones y por sobre todo, agradecer la posibilidad de elegir tu destino.