El Samurai y el Monje

Hola amigos, hoy quiero compartir un nuevo cuento acerca de Samurai que me gustan mucho. Este lo encontré en la página de Alejandro Jodorosky y me llamo la atención la gran cantidad de interpretaciones que tuvo. Cada persona sacó su propia conclusión, incluso hubo algun@s que no entendieron y pidieron a otros que les dijeran de que se trataba.

Yo quiero dejar este cuento para que lo leas y puedas sacar tu propia conclusión, recordando que la vida no es más que fenómenos interpretativos. Vemos el mundo no como es, sino como somos nosotros.

“Cuenta la famosa leyenda, que un feroz Samurai entro una vez en una aldea. 

Hizo huir a todos sus aldeanos, menos a un viejo monje que siguió sentado meditando frente a su pequeño templo. 

El Samurai, enarbolando su espada se acercó a él y dijo:

Todos huyen de mí, pero tú te quedas en este lugar sentado y mirándome tranquilamente!

Tiembla anciano! ¡Estás ante alguien que podría cortarte en dos sin pestañear.

Sin siquiera inmutarse, el viejo maestro le respondió:

Tiembla tú! porque estás ante alguien que podría ser cortado en dos sin pestañear.

El Samurai muy sorprendido, dejo caer su espada y se sentó a meditar con el tranquilo monje”

Ahora comparto contigo mi interpretación.

No permitas que la gente te lleve a su tormenta, mejor atráelas hacia tu paz

Como te dije anteriormente, pueden existir otras interpretaciones.

Si te hizo sentido, te invito a reflexionar sobre a aquellos aspectos de tu vida en los que se manifiesta;

¿Estás actuando como Samurai o como Monje?

Bueno amigos, nos vemos en la próxima entrada con otros temas muy interesantes.

Que estén muy bien.